sábado, 5 de junio de 2010

Por San Carlos de Apoquindo

Fue medio raro. Me levanté como si fuera Lunes a presentar el proyecto a la biblioteca de la municipalidad de La Reina. Todo la raja, el tipo encargado de la biblioteca me apañó demasiado.

Corriendo tomé la 403. Llamé a mi casa; no había nadie. Me bajé para cambiarme los pantalones arrugados y comerme un pan con jamón y queso. Denuevo la 403 y llegué al Centro.

Hoy es el día mundial del medio ambiente, hubo una marcha shuer loca por huérfanos empezando en La Moneda. Me encontré con la Coni que hace tiempo no la veía.

¡Buena hueón!

¡Buena Coni, tanto tiempo, t'ai más mina!

Y me fuí en la volá hablando de Guerrilla Gardening.

Llegamos a Plaza Brasil con la Camila Moreno cantando y Joe Vasconcellos después.

Después a cruzar Santiago en Metro hasta San Carlos de Apoquindo. Metro los Dominicos: otra hueá. Vacío y con más señoras trabajadoras puertas adentro que con pelo lais.

Tomé la micro. No sabía a donde chucha me tenía que bajar. Me senté y tres asientos más adelante, al frente mío, había una mina muy bonita. Mientras leía el Le Monde pensaba como mierda le podía hablar sin que fuera jote. Mágicamente se bajaron todos; no sabía donde bajarme.

¿Disculpa, -sin pararme del asiento- sabís si esta micro llega al estadio?

Ehm sí. Te tienes que bajar tres cuadras más allá. ¿Oye, tú estabas en la marcha del medioambiente o no?

(cuático hueón) Jaja sí, por qué?

Porque te ví ahí, vengo llegando de allá -parándose del asiento.

¿La dura? que buena y, ehm, que estabas, osea que con quién estabas?

Con unas amigas del cole.

Ah, osea que vas en el colegio todavía... -le dije.

No, me tomé un año. Y cómo te llamai? -me preguntó.

Ehh, Pablo -le respondí con voz media rara.

Pero Pablo cuánto, pa agregarte a Facebook...

Pablo Flores Pineda. Se te va a olvidar -le dije riéndome.

No. Chau -bajándose de la micro.

Le quise gritar mi último apellido por la ventana pero me dio verguenza.

4 comentarios: