jueves, 22 de abril de 2010

La puerta está abierta

La música dice mucho. Otras veces no.

Ocurre que hoy vivimos más cerca de todo, puedo con un solo click ver a alguien en Japón, o ver las fotos de mi ex en cualquier momento. Estamos en una sociedad metida hasta en los espacios privados. ¿Gran sorpresa hoy? Obvio que no.

La globalización llega, toca la puerta, y se queda tratándote de mostrar que todas las puertas están abiertas. Repercute también en América Latina, como no, donde esta dinámica llega hasta los lugares donde nunca pensamos que iba a llegar, destruyendo cultura, historia y vida.

Pero hay veces en que este bichito logra adaptarse al medio, osea que también cambia. Vuela hasta la madre globalización y ¡paf! estalla latinoamérica al mundo.

No la latinoamerica de Cuba, Chavez, Shakira y Messi; sino la latinoamerica de las puertas abiertas, de la peluquera peruana que quería ser estrella muscial, la niñita de escasos recursos que se le muere el papá en un accidente y el zapatero ecuatoriano que siempre se preocupaba por lo que pasaba en el mundo.

Encienden la televisión: Israel está en conflicto con un país de nombre raro.

¡Israel, Israel, que bonito es Israel!



martes, 20 de abril de 2010

Tenemos una idea

Tenemos una idea.

Nos juntamos cinco universitarios en Irarrazabal con Macul a las 21:30; "okupamos" el mini bandejón de 5 metros por uno de ancho que está en medio de la calle.

Plantamos con flores, tierra de hoja y huebás varias.

Y nos vamos ilegalmente, dejando un cartel que diga; "Jardín comunitario, riéguenme porfavor".

A las 7:30 de la mañana ponemos un lienzo ilegalmente que diga "Día de la Tierra".

Hora "peak" y queda la cagá.

Cambio y fuera.

domingo, 18 de abril de 2010

¡Esto quiero escuchar en un carrete!

PAH!

Trolls

Hay varios seres mitológicos en esta vida; por ejemplo los Trolls.

Seres capaces de aparecer en situaciones cotidianas y sin sentido alguno sobresalir de forma fácil. Tienen atados en la casa o la mamá no los pesca, ese es su principal problema. Necesitan ser escuchados. Están pero no están, esa es su vida. Nadie les da bola. Su ambiente natural es diverso; en internet, en la calle, en el metro, en la universidad, en la televisión, etc. Cada vez son más.

Está el troll de internet: Vive especialmente en foros o comunidades virtuales donde para decir algo no se necesita tener un buen aspecto físico o algun grado de inteligencia. Llega, se toma el espacio y logra ser protagonista de algún tema de ciberconversación no por su conocimiento sobre la discusión, sino porque invierte todo. Del debate sobre astronomía, él le echa puteadas a todos. Aplica MAYUS PARA DARLE IMPORTANCIA A LO QUE ESCRIBE y abunda en latin chat buscando sexo gratis.

Está el troll ciudadano: El que siempre busca la oportunidad para sobresalir en un contexto anormal en el espacio público. Basta con que se enganche tu bolso con la chaqueta de algún troll para que empiece a hablarle al poster del mapa de las estaciones. No te mira, sino que "comenta al aire". Habitualmente espera el asiento del metro, el asiento de la micro. No tiene la fuerza para apoyarse, asi que frente a cualquier frenazo del chofer, se apoya en el cuerpo de alguna persona. Se queda parado en Tobalaba esperando asiento. No paga en el transporte, bota la basura en el piso y es el primero en criticar.

Está el troll universitario: Hipnotizado con algún críticos que habla voladas utópicas y trata de con su "elevado" conocimiento sobresalir en alguna clase. Se puede hablar de historia y sale con sus autores que hablan que todos estamos mal; se puede hablar de farándula y también sale con sus autores que dicen que todos estamos mal. Al final no hace nada, se queda con ellos, riéndose de nosotros los consumistasmachistasfacistaschinomandarineces. Prefiere no hacer nada, se contenta con comentar la clase, no aportar, sino hacer comentarios personales, rebatir las preguntas de otros, responder a sus compañeros por los profesores y te huebea al final de la clase por lo que dijiste. Es el camino más facil, criticar todo.

Y está el troll que habla puras hueás en un blog, como yo.


miércoles, 14 de abril de 2010

Buenas tardes, ¿con quién tengo el gusto?

Aló buenas tardes, mi nombre es Laura Soto, ¿con quién tengo el gusto?

Con María Paz.

María Paz, ¿se encontrará Jaime Flores?

No, está trabajando.

¿Y usted toma las decisiones de su hogar?

No... pero mi hermano sabe -pidiéndole el teléfono a mi hermana.

Okey.

¿Aló? -contesté

Aló buenas tardes, mi nombre es Laura Soto, con quién tengo el gusto?

Con Pablo.

Hola don Pablo, está Jaime Flores en casa?

No.

¿Usted puede tomar decisiones?

Si.

Bueno don Pablo, queríamos decirle que usted ha sido seleccionado como cliente preferencial de Movistar, por lo cual queremos entregarle el beneficio de dos megas a su conexión de internet y telefono ilimitado a su cuenta don Pablo. Esto sería por un monto total de 27 mil pesos don Pablo.

¿Ah? disculpeme, no la escuché, ¿me lo puede repetir?

Don Pablo, queríamos decirle que usted ha sido seleccionado como cliente preferencial de Movistar, por lo cual queremos entregarle el beneficio de dos megas a su conexión de internet y telefono ilimitado a su cuenta don Pablo. Esto sería por un monto total de 27 mil pesos don Pablo.

Pero eso no es beneficio, usted me está entregando la oferta de un plan.

Don pablo, usted tiene una cuenta que pueda traer por favor don Pablo?

Si, espereme.

(fuí a calentarme un pan con queso y volví)

¿Aló?

Alo don pablo.

Si si, busqué por todos lados y no encontré la cuenta, pero acaba de llegar mi papá... ¿quiere hablar con él?

Bueno don Pablo muchas gracias hasta luego.

(No había llegado mi viejo. Dejé el telefono encima del velador y puse mi ringtone del celular donde se habla por el fono. Lo dejé dos minutos mientras contestaba el messengger y volví al teléfono)

¿Aló? ¿cuál era su nombre?

Laura Soto. don Pablo, ¿su papá está en casa?

Se acaba de ir, pero vamos a dejar registrado en la base de datos familiar su solicitud de plan para evaluarlo en la cena. Doña Laura, la estaremos llamando en un período de 72 horas. Gracias por su atención.

Tuut Tuut

viernes, 9 de abril de 2010

Otra vez

Me voy a Curanilahue. No sé donde queda pero igual me voy.

A construir mediaguas.

Hay gente que necesita mi findesemana.

short movies

Dominación 8-bits



Fucking CHV



Out of a forest



Pigeon: Impossible

jueves, 8 de abril de 2010

Conversaciones con adultos

10:01 Lugar: Facultad de humanidades Universidad de Chile. Misión: Hablar con Gabriel Salazar, historiador chileno top para que haga una charla que estoy organizando con un compañero.

Hola, don Gabriel Salazar? soy de la universidad Alberto Hurtado, estudio Sociología y necesito su ayuda.

En qué te puedo ayudar colega?

Jaja. La verdad es que estamos investigando entre estudiantes de ciencia política y sociología su último libro y queríamos saber si nos puede ayudar con una charla para agosto o septiembre.

Cuenta conmigo, pero puedo en octubre. Estoy fuera de Chile agosto y septiembre.

Okey, en octubre entonces.

Mándame un mail y arreglamos.

Okey don Gabriel, gracias, chao.

Ah! ¿sabe usted que a los jóvenes cuando le firman su disco favorito suelen verlo como una reliquia? ¿Se puede hacer eso con este libro? -dejando el libro en su escritorio lleno de papeles.

Jaja como no, un gusto; tu nombre era?

Pablo. Pablo Flores.

Salí de su oficina como niñito con cajita feliz de mc donalds.


16:50 Lugar: Departamento de Sociología Universidad Alberto Hurtado. Misión: Hablar con la coodinadora académica para que me apoye con la charla. Personaje invitado: Secretaria del departamento.

Hola, necesito hablar con Arelis, está atendiendo?

No -me dijo mirando la pantalla llena de tablas.

Ehm, y cuándo vuelve?

En quince minutos más.

(La verdad es que también había ido ayer a buscar a Arelis. Esperé veinte minutos y no apareció)

Ah, gracias -y me senté en el sillón de espera.

(veinte minutos)

Disculpe, ya pasaron veinte minutos.

No puedo hacer nada -me miró con cara de chao.

¿Pasa esto siempre?

No puedo hacer nada por usted -volviendo al computador con tablas raras.

Okey, gracias, chao -me fui con cara de culo.

(cruzando la calle me encontré con Arelis)

Hola, pucha quería hablar con usted, pero estuve esperando veinte minutos hoy y ayer, entonces me dio lata -le dije con cara de agotado.

Lo siento, disculpame -y entramos a la recepción.

(entramos y la señora secretaria se paró con paso firme)

Arelis, quiero que hables con este niñito porque no sabe que tú estas ocupada y me dice las cosas con cara de enojado tratandome mal y contigo llega con carita feliz. Que la responsabilidad no pasa por mí y que te diga las cosas a la cara -le dijo con voz fuerte y con cara de profesora de básica.

¿Qué? jamás la traté mal señora. No debería hablar con tanta violencia.

Dile las cosas a la cara entonces -me dijo moviendo la cabeza.

Señora, le acabo de decir las cosas en la cara. No sé que le pasa, si en realidad nunca estuve enojado ni menos la traté mal. Asi que le pido que me hable sin violencia.

Bueno, asi soy yo -me dijo volviendo a mirar el computador con tablas.

Pero señora, míreme a los ojos. Míreme a los ojos primero. ¿Señora? ¿me está escuchando? míreme a la cara por último.

Es que yo trabajo hacia ese lado -señalándome con sus brazos la muralla donde estaba el computador con tablas.

Pero usted tiene un asiento donde puede moverse sin pararse, por favor míreme.

¿A ver que quieres, que te pida disculpas?.

No. Solo que sea más respetuosa y no me levante la voz. Vengo llegando hace un mes a esta carrera, no sé como funciona esto y me empieza a gritar.

Así soy yo -me dijo volviendo su cuerpo al computador con tablas.

(entré a la oficina de Arelis y salí a los veinte minutos)

Chao, gracias -le dije a la secretaria de recepción.

Chao -mirándome con cara de odio.

¿Sabe? le daría un abrazo ahora mismo, me carga terminar el día discutiendo con alguien.

No me respondió y la abracé.

Su sonrisa... sólo su sonrisa me dejó tranquilo. Me importaba una raja ella, sólo su sonrisa humana.

17:40 Fin de la misión.

martes, 6 de abril de 2010

Nueve y media

Abrí los ojos sin sentir el cuerpo pesado. Algo raro estaba pasando.

Eran las 9:30 y entraba a las 8:30 a Psicología. Perdí las dos clases seguidas.

Me importaba un raja.

Había estado toda la semana santa en el sur construyendo mediaguas para gente que para mí era más importante que tres horas de psicología.

Lo pasé increíble.

Me di cuenta que el mundo rural todavía existe. Que los alcades latinfundistas viven ahora vestidos de polo, con una blackberry en la mano y con un fundo lejos de la localidad. Que hay gente que todavía duerme sin casa y otros que con cuea tienen para comer.

Menos mal que no fue como el voluntariado de Peralillo.

Los evangélicos nos cantaban su modo de ver la vida y las réplicas nos ayudaban a no desconcentrarnos en ningún momento.

Me dió insolación.

Y me invitaron a coordinar campamentos en la zona sur de santiago así como en "Fomento". No sé mucho de lo que se trata. Quiero solamente ayudar.

Falta mucho por hacer.

¡Vamos jóvenes de Chile hueón!