domingo, 18 de abril de 2010

Trolls

Hay varios seres mitológicos en esta vida; por ejemplo los Trolls.

Seres capaces de aparecer en situaciones cotidianas y sin sentido alguno sobresalir de forma fácil. Tienen atados en la casa o la mamá no los pesca, ese es su principal problema. Necesitan ser escuchados. Están pero no están, esa es su vida. Nadie les da bola. Su ambiente natural es diverso; en internet, en la calle, en el metro, en la universidad, en la televisión, etc. Cada vez son más.

Está el troll de internet: Vive especialmente en foros o comunidades virtuales donde para decir algo no se necesita tener un buen aspecto físico o algun grado de inteligencia. Llega, se toma el espacio y logra ser protagonista de algún tema de ciberconversación no por su conocimiento sobre la discusión, sino porque invierte todo. Del debate sobre astronomía, él le echa puteadas a todos. Aplica MAYUS PARA DARLE IMPORTANCIA A LO QUE ESCRIBE y abunda en latin chat buscando sexo gratis.

Está el troll ciudadano: El que siempre busca la oportunidad para sobresalir en un contexto anormal en el espacio público. Basta con que se enganche tu bolso con la chaqueta de algún troll para que empiece a hablarle al poster del mapa de las estaciones. No te mira, sino que "comenta al aire". Habitualmente espera el asiento del metro, el asiento de la micro. No tiene la fuerza para apoyarse, asi que frente a cualquier frenazo del chofer, se apoya en el cuerpo de alguna persona. Se queda parado en Tobalaba esperando asiento. No paga en el transporte, bota la basura en el piso y es el primero en criticar.

Está el troll universitario: Hipnotizado con algún críticos que habla voladas utópicas y trata de con su "elevado" conocimiento sobresalir en alguna clase. Se puede hablar de historia y sale con sus autores que hablan que todos estamos mal; se puede hablar de farándula y también sale con sus autores que dicen que todos estamos mal. Al final no hace nada, se queda con ellos, riéndose de nosotros los consumistasmachistasfacistaschinomandarineces. Prefiere no hacer nada, se contenta con comentar la clase, no aportar, sino hacer comentarios personales, rebatir las preguntas de otros, responder a sus compañeros por los profesores y te huebea al final de la clase por lo que dijiste. Es el camino más facil, criticar todo.

Y está el troll que habla puras hueás en un blog, como yo.


1 comentario:

  1. Me temo que también pertenezco al último grupo.

    Buena clasificación

    Un abrazo

    ResponderEliminar